martes, 10 de julio de 2012

COLMILLEJA


Este ha sido mi último "descubrimiento". Al hablar de peces de ríos de la sierra, siempre pensaba en los clásicos barbos, carpas, calandinos y poco más. Pero cuando veía imágenes de colmillejas pensaba que eran un pez exótico, difícil de encontrar, de ríos cristalinos de montañas, y que en la vida vería... Vamos, toda una joya vista por pocos. Sin embargo de casualidad (como otros muchos avistamientos de fauna que he tenido) encontré una pequeña población en un río de la Sierra, comprobando así que está presente en sitios mucho más cercanos de lo que pensaba en un principo.

Este pececillo tan "atípico" es el único de la familia Cobitidae de la Sierra. Su cuerpo alargado, su boca orientada hacia abajo, al fondo, sus pequeños "bigotes", sus colores claros y manchas oscuras... todo ello hace que sea inconfundible con otras especies. Es un pez de fondo, que se dedica a buscar alimento en el fondo, entre la gravilla y la materia orgánica del fondo. Normalmente se le ve quieta, sobre una piedra o entre las hojas del fondo. Si se le molesta o se desplaza lo hace lentamente, hasta que se vuelve a depositar sobre otra piedra.

El grupo que encontré era de unos 10 ejemplares, situados en apenas 2 metros cuadrados de cauce, con corriente lenta, pero justamente tras un pequeño rápido creado por unas rocas cercanas. Las detecté por casualidad, mirando los calandinos y barbos que había, al ver algo un pez claro y "rayado" moviéndose con relativa lentitudo en la superficie de una gran roca del fondo iluminada por el sol. Pero en la primera ocasión no llevaba cámara, así que tuve que volver otro día para obtener estas bonitas imágenes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario